COAG Y CERES exigen a la Junta que mantenga la atención sanitaria en los pueblos con todos los profesionales y recursos necesarios | post

COAG Y CERES exigen a la Junta que mantenga la atención sanitaria en los pueblos con todos los profesionales y recursos necesarios

Ambas organizaciones se adhieren al llamamiento del Colectivo por una Sanidad rural digna y de calidad en Castilla León, suscribiendo su manifiesto y apoyando la manifestación virtual del sábado 20 de junio

17 06 2020

Valladolid, 17 de junio de 2020.- COAG y CERES CASTILLA Y LEÓN han suscrito el Manifiesto impulsado por el Colectivo por una Sanidad rural digna y de calidad en Castilla y León, sumándose a la convocatoria de manifestación virtual que se desarrollará este sábado 20 de junio. En este sentido COAG y CERES reiteran nuevamente su rechazo al Nuevo Modelo de Asistencia Sanitaria en el medio rural presentado a primeros de año por la Consejería de Sanidad, y exigen a la Junta de Castilla y León que mantenga un servicio público sanitario de calidad en el medio rural. Esta petición, tan simple y fácil de comprender, está cada día más lejos de ser una realidad: el posibilismo con el que se adoptan determinadas decisiones políticas está derivando en propuestas de la Consejería de Sanidad que se alejan de este objetivo, a la vez que sientan las bases para el progresivo desmantelamiento de una atención sanitaria de calidad para los y las habitantes de los pequeños pueblos de nuestra Comunidad.

 

Desde hace años, COAG y CERES vienen denunciando reiteradamente la precarización de recursos humanos y materiales destinados a la atención sanitaria en el medio rural, reduciendo las plantillas de profesionales médicos/as y enfermeros/as, cerrando servicios de urgencias, etc., en un cúmulo de decisiones discriminatorias hacia el medio rural y, muy especialmente, con las zonas de montaña y periféricas de Castilla y León.

 

Tanto para CERES como para COAG los derechos de los y las habitantes de los pueblos pequeños no son negociables. La atención sanitaria es un derecho básico y universal que constituye uno de los pilares fundamentales de nuestro estado del bienestar. En este contexto, el presupuesto público destinado a sanidad y asistencia no puede tener únicamente en cuenta el aspecto económico, sino también y por encima de todo, el aspecto social y de equilibrio territorial.

 

Castilla y León, particularmente en el medio rural, tiene una población muy envejecida; personas mayores con dificultades y/o dependencia de terceros para desplazarse, con una infraestructura viaria y de comunicación manifiestamente mejorable, etc. Por ello la Junta está obligada a un mayor esfuerzo para mantener e incrementar, en su caso, el gasto social, y no despacharse con ocurrencias como la de formar a vecinos y a vecinas como “agentes de salud comunitarios” para cubrir unas funciones básicas que deben ser realizadas por verdaderos profesionales.

 

COAG y CERES animan a todas las mujeres y hombres de nuestro medio rural a secundar todas las acciones que, como la presente, contribuyan a mejorar sus condiciones de vida y a garantizar un acceso en igualdad a los servicios públicos básicos, entre los que la sanidad cobra una importancia capital, porque la salud es lo primero.