COAG exige a las autoridades sanitarias que incluyan a agricultores y ganaderos en el grupo de profesiones esenciales para la vacunación contra el coronavirus | post

COAG exige a las autoridades sanitarias que incluyan a agricultores y ganaderos en el grupo de profesiones esenciales para la vacunación contra el coronavirus

Los campesinos demostraron que fueron imprescindibles a la hora de sostener a la sociedad mientras duró el confinamiento. Resulta evidente que su función es incuestionable y como tal debe ser considerada por las autoridades sanitarias a la hora de determinar las preferencias de vacunación

21 12 2020

VALLADOLID 21 DE DICIEMBRE DE 2020. El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, dijo: “El campo ha demostrado una vez mas que es uno de los principales activos de la sociedad”. Lo dijo cuando COAG CASTILLA Y LEÓN le preguntó por el papel desarrollado por los agricultores y los ganaderos durante el confinamiento de la sociedad española para luchar contra la pandemia. Y el ministro de Agricultura Luis Planas, lo confirmaba también ante COAG: “No me cansaré de decirlo, los agricultores y los ganaderos están demostrando un comportamiento extraordinario en unas circunstancias tremendamente difíciles”. Por tanto, ¿a qué esperamos?

Los campesinos no pararon ni un segundo en su labor de proveer de alimentos a toda la población española que permaneció en sus casas para eludir los contactos sociales y luchar así contra el coronavirus. No hubo desabastecimiento, no hubo desmayo, no hubo ninguna duda de que se trataba de sacar adelante un país. Además, en los ratos libres los campesinos ponían sus tractores a disposición de los ayuntamientos para desinfectar de coronavirus aquellas zonas que se consideraban más calientes en los potenciales contagios.

En todos los círculos que han visto el asunto a los agricultores y ganaderos se les tilda de “Esenciales”. Pues bien, COAG CASTILLA Y LEON pide a las autoridades sanitarias que los agricultores y ganaderos sean también incluidos en el grupo de trabajadores esenciales, que según todos los indicios se vacunarán en una segunda ola tras el personal sanitario, mayores y personal de residencias.

Resulta evidente que su función en el desarrollo de la sociedad es incuestionable y como tal debe ser también considerada por las autoridades sanitarias. De hecho, en otros países que ya están vacunando, como estados Unidos, los agricultores sí engrosan el grupo de “trabajadores esenciales” con preferencia a la hora de ser vacunados.