COAG CASTILLA Y LEÓN elabora una Guía Práctica del Estado de Alarma para los agricultores y ganaderos | post

COAG CASTILLA Y LEÓN elabora una Guía Práctica del Estado de Alarma para los agricultores y ganaderos

Extracta y resume todas las cuestiones alusivas a los agricultores y ganaderos incluidas en el decreto que declara la situación de emergencia y otras instrucciones posteriores

14 04 2020

VALLADOLID 20 DE MARZO DE 2020. COAG CASTILLA Y LEÓN ha elaborado una Guía Práctica para el sector sobre la aplicación del Estado de Alarma en el ejercicio habitual de desarrollo de nuestra actividad agropecuaria. Dicha guía, denominada “ESTADO DE ALARMA: APLICACIÓN EN EL SECTOR AGRARIO” recoge los principales puntos en los que el Gobierno español alude al sector agropecuario y que se refieren a desplazamientos, traslado de trabajadores, necesidad de portar documentación que acredite nuestra pertenencia al sector, medidas extraordinarias para cooperativas y sociedades, plazos de la PAC, de la Agencia Tributaria, Seguridad Social, préstamos de sequía, etcétera. 

 

Debido a las diferentes interpretaciones que suelen darse cuando se promulgan normas de tal calado como la actual, han sido muchas las dudas y cuestiones que durante la presente semana han llegado a plantearnos. Es por ello que en COAG CASTILLA Y LEÓN hemos considerado conveniente recopilar toda la información contrastada disponible y poner a disposición del sector, de una manera clara y sencilla, todas las cuestiones que los agricultores y ganaderos deben conocer para una correcta aplicación del estado de alarma.

 

El Gobierno ha declarado que la producción agrícola y ganadera y la transformación de productos agrarios, los centros veterinarios, el transporte y la distribución de alimentos, así como su comercialización a través de la venta minorista al consumidor, forman la cadena de abastecimiento alimentario cuya actividad debe garantizarse en la situación de estado de alarma. Esto implica que debe mantenerse no sólo la actividad de las empresas, incluidas las explotaciones agrícolas, sino también la de las empresas que suministran los insumos necesarios para su funcionamiento.

 

Como China en su día, que mimó el campo para atajar la crisis, el Gobierno español es consciente de la importancia que en esta crítica situación sanitaria adquiere el sector agropecuario. Y señala que “agricultores y ganaderos, deben poder seguir realizando las labores necesarias para garantizar el mantenimiento de la actividad”. Y que nuestro sector es esencial en la situación creada para luchar contra el coronavirus.